Que es el puerperio

El puerperio se extiende desde el momento en que el bebé sale del vientre de la mamá, se expulsan placenta y membranas, hasta que el cuerpo vientre y genitqales vuelven a su estado normal, aunque nunca quedan igual que estaban antes de comenzar el embarazo.
El puerperio puede llevar uno o pocos dias, hasta 40 dias,dependiendo de cada mujer,organismo y fisico.
Los organos necesitan unos dias para poder acomodarse y volver a su estado normal, sobre todo el útero, que día a día va colocandose en el lugar donde estaba antes de cobijar al bebé.
La mamá debe de hacerse controles ginecólogicos luego del parto, controlar fiebre, hemorragias, dolores no relacionados con episotomia, o que no saben a que atribuirlos.
E sangrado aparece luego del parto, puede durar unos dias y muchas veces cuanto la madre está amamantando pasan dias y hasta meses para que la menstruación comience a ser normal.
Es muy importante la visita al ginecólogo, en la primer semana luego del parto, y si es necesario antes, no debemos de dudar en ir al médico si se presentan sintomas desconocidos para nosotras, sobre todo fiebre alta, dolores fuertes o hemorragias.

Respiración durante el parto, una ayuda para estar relajadas

Imagen de previsualización de YouTube

 

El parto es un momento muy especial para la mujer, por eso debemos de hacer todo para poder vivirlo intensamente.                                                                              La respiración que debemos de hacer en ese momento no es la habitual, sino que debe de tener un ritmo y tiempos distintos.

Las clases antes del parto pueden ayudar mucho para poder controlar el dolor, si bien las contacciones no son iguales en todas las mujeres, simpre son dolorosas con mayor o menor intensidad.

Cada mujer es distinta por lo tanto, el umbral del dolor varia mucho. La concentración juega un papel muy importante, pongo un caso personal, en mis partos trataba de concentrarme en un punto fijo,poner una música suave y de relajación, sin distraerme y haciendo la respiración que aprendí en las clases, les aseguro que me ayudó mucho.

Otra cosa muy importante, es tener al lado una persona cercana, de ser posible nuestra pareja, el padre del bebé. Esto no solo es importante para la mamá, también lo es para el padre ya que ver el primer momento de su hijo, cortar el cordón, es un momento único para el hombre.

Espero que este video sea de ayuda para poder tener un parto disfrutable, controlado y por supuesto feliz.

Cuidado del bebé en las primeras semanas

Los primeros dias, sobre todo la primer semana del bebé, es un cambio para madre e hijo, el bebé debe de adaptarse poco a poco a un ambiente totalmente distinto al que vivió durante 9 meses.
Esa adaptación puede traer mucha angustia y nerviosismo a los padres.
Que duerma poco, mucho, que no se alimente cada tres horas, un llanto polongado, todo puede ser un motivo de angustia para los nuevos padres.
Informarse antes del nacimiento, ya sea mediante libros o con profesionales, evita muchas angustias.


Es importante saber que las primeras deposiciones tienen un color verdoso, su consistencia es pastosa, esto es normal, no lo sería si fueran duras.
Cada niño es distintos, pero lo que debemos de controlar es que el bebé se alimente bien y suba de peso.


El bebé viene de estar en un lugar cálido y de pronto se encuentra en un mundo distinto, con movimientos, colores, figuras, etc, por eso no solo tenemos que ocuparnos del bien estar fisico, también del emocional, tenerlo en brazos, hacerle masajes, besarlo,cantarle, darle cariño, estos estimulos son imprescindibles en todas las etapas, pero sobre todo en estos primeros días, en que el cambio de vida para el bebé es tan grande.
La consulta al pediatra en la primer semana es esencial, asi como las siguientes, en el primer mes debe de llevar al niño, por lo menos dos veces.

Depresión post-parto, algo muy frecuente y poco tratado

Son muchas las mujeres que luego del nacimiento del bebé tienen depresión post-parto, pero no todas pueden detectarlo.
El nacimiento del bebé es un cambio radical en la vida de toda mujer.
Muchas veces puede ser algo normal que los primeros días la mamá se sienta distinta, ya que ese nuevo ser requiere de mucha atención, tiempo, y todo esto es nuevo, aunque no sea madre primeriza, ya que cada parto y cada bebé son distintos.
Detectarlo y apoyar a la mamá a tiempo es muy importante, ya que la depresión es una enfermedad y tratarla es fundamental.
Muchas veces esta depresión comienza con signos imperceptibles, como sentirse mala madre, no saber que hacer frente a situaciones nuevas, no poder calmar al bebé cuando llora, pensar que no lo está alimentando bien.


Es importante que la pareja y familia apoye a la madre, la haga sentir tranquila, y segura frente a situaciones de angustia que seguramente todas las mamás atraviesan.
Si los que rodean a la mamá detectan que puede estar frente a un cuadro depresivo, debe de lograr que acuda al médico y exprese lo que siente, ya que una depresión puede generar problemas graves.
El médico evaluará si es algo transitorio, o si necesita un tratamiento ya sea con apoyo psicologico o con psicofarmacos.
Hay muchos medicamentos aptos para tomar cuando se está amamantando.
Es importante pedir ayuda cuando se necesita, una buena orientación médica, logra una pronta recuperación, para que la mamá y familia pueda disfrutar del nuevo integrante de la familia.

Cuidado de pezones cuando amamantas

Ya tienes el bebé en tus brazos y no existe un momento más hermosos y de comunión entre madre e hijo que cuando le das el pecho.
Muchas veces ese momento se puede complicar, con las molestias y dolores que causan los pezones lastimados.
Es importante cuidar esa zona antes del parto, pero también se debe de hacer durante el periodo de amamantamiento.


Al reves de lo que se cree, dar el pecho de forma seguida evita las gritas, ya que el bebé no come con tanta ansiedad y por lo tanto no succiona con desesperación, lo que hace muchas veces que esta ansiedad, dañe el pecho por la fuerza que el bebé succiona.
Una posición comoda, que la mamá esté tranquila en ese momento es muy importante, la tensión de la madre no le hace bien  ni a ella ni al bebé.
Otra de las cosas que hay que evitar es quitar al bebe del pecho cuando esta en plena succión,debemos de poner un dedo entre el pecho y la boca del bebe, para que se pueda retirar el pecho de manera delicada, sin que el bebe tironee.


Luego que amamanto al bebe, exprima unas gotas de leche y masajee con esta los pezones, dejandolos secar bien antes de poner encima ninguna ropa.
Nunca comience a dar el pecho a su bebe por el que tiene dañado o dolorido, comenzar por el otro asi saciará con este al bebe, antes de cambiarlo, quite un poco de leche y cuando lo ponga la succion será más suave.
Se puede aplicar lanolina con suaves masajes, siempre despues de dar el pecho, antes de volver a poner al bebé, limpiar bien con abundante agua.
Usar sostenes suaves, sin plásticos o materiales duros.
Si el pecho está muy lleno de leche, exprima un poco antes de poner al bebe a comer.
Pero recuerden que no existe nada comparable, el que madre e hijo se encuentren tan unidos como este, vale la pena todos los cuidados para poder disfrutar a pleno el momento.

40 semanas de embarazo, llegó el momento de recibir el gran regalo de tu vida

 

Llegadas las 40 semanas, seguro que si ya no nació tu bebé, esta a minutos o dias.
El embarazo puede ir de 38 a 42 semanas, si bien hay diferencia entre una mujer y otra, y es normal que se adelante un poco o se atrase.


El bebé ya está pronto, maduros sus organos y seguro que con las mismas ganas de recibir los mimos, calor y abrazos de mamá.
En este momento la mamá debe de estar muy atenta a los sintomas que van apareciendo, contracciones, dolores abdominales, falta de movimiento del bebé,perdidas de sangre o ruptura de fuentes.


Los dias se hacen eternos en este momento, pero hay que tratar de estar en armonía, con toda la energía para enfrentar el parto.
Descansa todo lo que puedas ya que vienen momentos de usar mucha energia, y de dormir menos jeje, seguro que esto les sucede a la mayoría de las mamás y papás.
Seguro que tu médico ya te hizo monitoreos para comprobar que todo funciona bien,que la salud del bebé está en optimas condiciones.


Ya las dudas deben de estar disipadas, pero de todas maneras, hay varios sintomas que debes de tener presente para no salir corriendo al sanatorio sin motivo.
En un proceso natural, el inicio del parto es cuando el cuello del útero comienza a dilatarse, nos damos cuenta de esto porque comienzan las contracciones con un ritmo, por ejemplo una cada 5 o 10 minutos. Si esto pasa y controlamos que las contracciones continuan debemos de ir al sanatorio, el ginecologo evaluará cuanto tiempo aproximado puede faltar para el parto, el indicador será la dilatación del útero, si es de un cm o más.
No hay un parto igual a otro, algunos pueden ser muy rápidos y otros llevar horas.


Tener a tu compañero al lado o a la persona que tu quieras es muy importante, te dará seguridad y ayudará a que hagas una respiración adecuada para que el dolor disminuya.
Hay que respetar el bienestar de la madre y el bebé, por lo que las decisiones deben de ser habladas, para que el sufrimiento no sea traumatico, el médico evaluará si la dilatación es poca,( tiene que llegar a unos 10 cm aproximadamente) y el parto se alarga, en esos casos se puede hacer una cesárea para evitar riesgos innecesarios para madre y bebé.
La posición del bebé influye mucho en cuanto a que tipo de parto se debe realizar, si el bebé no tiene la posición adecuada, muchas veces puede revertirse y otras hace que el médico se decida por realizar una césarea.


Si todo transcurre con normalidad, las contracciones será cada vez más seguidas, las enfermeras prepararán a la mamá, rasurando, haciendo un enema y ayudando a que esté relajada haciendo la respiración que durante el curso preparto aprendió.
Se puede romper bolsa de forma natural o lo puede hacer el médico una vez ingresada, no debes de sustarte, esto no causa dolor.
Una vez en la sala de parto solo queda pujar como aprendiste o como tu médico te va indicando, y esperar la llegada de ese ser tan esperado.
Ese momento es mágico incomparable con ningún sentimiento, recibir a tu hijo, besarlo, acariciarlo e iniciar ese vinculo que será para toda la vida,seguro que quedará gravado en tu mente y corazón como algo inborrable.

39 semanas, ya llega tu bebé

Bebé y mamá ya están listos, el gran momento puede suceder en cualquier momento, pueden ser dias , horas, o quizás un parde semanas, ya que muchas veces la fecha prevista no es exacta.
La gran tranquilidad para los padres es que el bebé está totalmente maduro y preparado para salir al mundo exterior.
En esta etapa el bebé traga liquido amniótico, de esta manera se va acumulando la materia que luego el bebé expulsará, llamada meconio, no te asustes, cuando tenga su primera deposición, su color será verdoso, oscuro casi negro.

 
El cordón umbilical, hasta ahora medio de transporte del alimento del bebé, puede enroscarse, ya que cada vez el espacio es menor y con los movimientos del bebé, puede hacer que se vaya enredando en su cuerpito. Esto no tiene porque ser un problema, pero en algunos casos puede quedar rodeando el cuello del bebé, pero seguro que no será una complicación en la mayoria de los casos, el médico lo podrá cortar con facilidad.


Como dijimos el parto puede producirse en cualquier momento, ya que todo está preparado, pero no te asustes si demora algún día más, algunos bebés son más remolones y quieren quedarse calentitos y protegidos.
Si te pasas de la echa tu médico hará pruebas y ultrasonidos que indicarán el estado del bebé.
Los movimientos y pataditas se mantienen hasta el final, si notas que no hay movimiento ninguno, concurre al médico.
Ya todo está hablado con tu ginecólogo, pero si queda elgún detalle, como tipo de anestesia, parto natural, césares, debes de hablar e informarte, cuanto más sepas te ayudará para que el parto sea optimo.
Sigue con los mismos cuidados que hasta ahora, ejercicios indicados, buena alimentación, descanso, controles médicos.
Si bien debes de estar alerta, a contracciones,romper bolsa, falta de movimientos del bebé, dolores, etc, no debes de perder la calma, falta muy poco para tener a tu bebé en brazos.

38 semanas, instrucciones para el trabajo de parto

Imagen de previsualización de YouTube

 

Ya llegamos a una etapa que el parto puede presentarse en cualquier momento, por lo que hay que estar preparadas para la llegada del bebé.
Ya puedes estar tranquila que tu bebé no será prematuro, el útero ya no es el abitat indispensable para la maduración de el bebé, puede seguir el proceso fuera sin problemas, está capacitado para vivir sin problemas adicionales.
Su tamaño y peso son casi los que tendría si naciera en dos semanas más, su sistema nervioso seguirá su maduración fuera, lo mismo que su tamaño y peso.


La mamá está en un momento que el cansancio, desgano, la pueden agotar, esto es normal, por lo que debe de estar lo más relajada posible, descansar cada vez que tenga ganas y controlarse más que nunca.
Pueden aparecer sintomas como contracciones, dolores abdominales, si bien son normales, no hay que dudar de ir al médico para quedar tranquila.


En los controles se monitorea el bebé para ver que todo este funcionando bien, que sus latidos sean normales, aunque cuando hay contracciones los látidos se aceleran.
Las clases preparto, son de mucha ayuda, enseñan a  respirar bien y en el momento adecuado, posiciones en el parto para sentir menos dolor, y sobre todo seguridad y tranquilidad para la mamá, sobre todo a las primerizas.
Si bien es una etapa muy cansadora, muchas veces eterna, ya estás en la recta final, muy pronto tendrás ese ser que te cambiará la vida para siempre.

37 semanas de embarazo, el bebé ya está pronto para nacer

Ya está cada vez más cerca la llegada del bebé, en realidad ya podemos decir que si nace es un embarazo a término.
Seguramente la mamá está más cansada que nunca, el peso, la presión que ejerce el bebé si esta colocado, junto con la ansiedad normal de las embarazadas, hacen que estas últimas tres semanas sean eternas.
Es fundamental que los controles sean semananales, ya que puede haber subidas de presión, preeclampsia, o toxemia gravídica, que es normal en el final del embarazo, aunque le pasa a un porcentaje pequeño de embarazadas, debe de controlarse.


El bebé está listo para nacer, ya tiene  el tamaño, peso y madurez para nacer y no necesitar asistencia mecanica.
A las consultas es importante ir acompañadas con la pareja o con un familiar cercano, hacer todas las preguntas y sacarse todas las dudas naturales de toda mujer en este estado, ya que cuanto más sepas , más tranquilidad te dará para esperar el momento tan deseado, el parto.
En los controles el doctor puede evaluar si adelantar, inducir o hacer una cesárea, por eso es que ir todas las semanas ayuda a la madre y al médico  a que el parto sea el mejor y más apropiado tanto para la mamá como para el bebé.
Ya se debe tener preparado el bolso, para que no nos tome por sorpresa.
Seguramente cuete mucho dormir o descansar bien, hay que buscar posiciones, en que no nos incomode la panza, ayudandonos con una almohad puesta entre las rodillas, relajarse con música, media luz y todo aquello que nos transmita paz.
Las contracciones, como dijimos anteriormente, pueden aparecer, algunas con dolor y otras poniendose duro el vientre, no hay que asustarse, salvo que tengan un ritmo, como ser cada 15 minutos con la misma frecuencia, o cada vez más cortas entre una y otra, en este caso debemos ir al sanatorio.
También podemos tener flujo, eso se debe a que se está perdiendo el tapón  mucoso, esto indica que el parto se acerca. Si hay perdidas de sangre o ruptura de bolsa,también debemos concurrir al médico.
Por lo demás se feliz, disfruta estas ultimas tres semanas y espera con mucha paz y alegria a tu bebé.

Falta muy poco, 36 semanas de embarazo

 

Cuatro semanas, un mes nos separa del gran momento.
En estas instancias los padres ya tienen todo preparado para recibir al bebé, puede nacer en cualquier momento sin llegar a termino que no sería un problema grave, el bebé ya está casi totalmente maduro para salir al mundo exterior.
Ya su peso oscila entre 2.5 y 2,7 kg, y su medida es casi la que tendrá al nacer unos 45 a 50 cms.


Una gran mayoria ya está en la posición apropiada para salir, su cabecita está hacia abajo, algunos están sentados, esta posición se puede revertir, pero algunos médicos, comienzan a pensar en una cesárea en caso de no moverse el bebé.
Muchas embarazadas notarán que su vientre está más bajo, pueden poner una mano entre el pecho y el vientre, esto es que el bebé al estar en posición, deja sus piernas hacia arriba ocupando más lugar en la parte inferior.


Seguramente al comer te sentiras saciada con poca comida, es ideal hacer varias pero más pequeñas ingestas en el día.
Seguramente ya estás haciendo los cursos prenatales, tan útil  para el momento del parto, para una adecuada respiración y fortalecimiento de los musculos.
Hay muchos sintomas que son normales, como comenzar a tener contracciones, el vientre se pone duro, muchas veces sin  dolor.
Pero de todas maneras si tienes dudas, contracciones con ritmo, perdida de algún liquido, sangre o mucosidad, falta de movimiento del feto,se debe de consultar al médico inmediatamente.
Por lo demás solo disfruta, descansa, relajate y espera el gran momento.